Tag Archives: primer de abril

El día

 

     PRIMER DE ABRIL – El día del fumador 

 

Cuando, el año pasado me dijeron estoque  cada  primer de abril es –también- el día del fumador – yo primero entendí que era el día cuando los fumadores se reían de todos los demás y que yo, como nuevo fumador a punto de servir la tradición, tenía que prepararme con algunos engaños graciosos para los otros. Los otros eran los no fumadores, claro. Ya pensaba en varias caras inolvidables sobre papel. Ya veía esas caras sobre papel bien pegadas en las espaldas de todos los que solían desaprobarme y mirarme con superioridad.  Pero no me dejaron planear y llevar a cabo ninguna broma. Me quitaron todo el entusiasmo-un poco infantil, este entusiasmo mío, como decían ellos pero yo no les hacía caso; a cabo y al fin todos saben y todos dicen que la infancia es lo mejor de la vida. Me dijeron que, en cuanto el primer de abril, me había equivocado y todo era al revés.

¿Al revés? ¿Cómo al revés?

¿No soy yo el que se ríe de otros?

 “No.”

 ¿Otros se ríen de mí?

“Si.”

 ¡Pero esto no puede ser!

“Dicen que, desde cuando fumas, además del olor fatal que te sigue en todos los sitios por donde pasas, tienes una cara de toda risa con el cigarrillo en la boca.”

¿Risa? ¿Yo de toda risa con el cigarrillo?

“Mira y escucha; todo está grabado aquí.”

Lo mire y lo escuche. Boquiabierto…Había tanta diferencia entre como me apreciaba  yo a mí, mismo y como me veían los otros…Eso sí, era de risa.

Fue aquel el momento cuando se me ocurrió que me importaba mucho lo que  pensaban los otros sobre mí mismo, como me miraban y como me percibían.

Ya llevo un año desde cuando toqué el último cigarrillo de mi vida. No me hace falta el tabaco y no me hizo falta en ningún momento desde aquel entonces. Tampoco me hacen falta aquellas miradas irónicas, llenas de superioridad y aquel disgusto de saber que yo mismo les daba a los otros un motivo para reírse de mí.

primer de abril dia del fumador

Para mí y para otros es mucho mejor ahora, sin todo aquello que se transformó en historia antigua gracias al primer de abril.

José Rafael Blanco