RESPETO

ANTITABACO. ANTITABAQUISMO

Quien piensa que es fácil quitar el tabaco y la nicotina para el resto de la vida para transformarse en un ex(fumador) autentico está equivocado. No es fácil. Para dejar de fumar y ganar para siempre la lucha personal antitabaco y antitabaquismo se necesitan muchas calidades, una más importante que la otra. Tengo admiración y mucho respeto para todos los que ganan tal lucha.

Respeto para la ex(fumadora) y el ex(fumador) que siguen parando en su camino del supermercado hacia su casa en el parque por donde paso yo con mis hijos al regresar de la escuela.

Respeto porque ellos ya no fuman. De alguna manera entendieron, aunque yo no les dije nada dirigido especialmente a ellos o a los cigarrillos. No solo que entendieron, sino actuaron de la única manera razonable para todos. ¿Cómo no respetar a los que te hacen caso, aunque su posición es más fuerte que la tuya? El respeto nace respeto.

Antes que ellos dejaran de fumar en el parque, yo y mis hijos solíamos saludarlos rápido y darnos prisa al pasar cerca de ellos y sus humos.

No les dije nunca sobre el respeto hacia el propio cuerpo que cada uno lo debemos a este, sobre el respeto hacia nuestros pulmones,  nuestro corazón, hacia nuestro cerebro y hacia todo lo que existe en nuestro cuerpo –  que nos fue regalado con tanta generosidad, en muy buena condición, para usarlo bien. Tampoco hablé sobre el respeto para la salud propia o sobre el respeto para la salud de los otros.

No me faltaban ni las palabras, ni los argumentos, pero siempre me parecía que no era el momento – y tampoco el contexto – para hablar sobre fumadores y ex – fu con la certitud de no provocar rechazo, oposición y no ofender a unas personas de buena calidad (en mi opinión) que parecían muy, muy distintas de otros aficionados al tabaquismo.

A pesar de mi silencio alrededor del tema, la intuición fue correcta.

Desde cuando no se huele tabaco a sus lados y no se ven cigarrillos en sus manos – ¡gran RESPETO! para esto – siempre cuando nos encontramos en el parque, nos saludamos, charlamos un poco, a veces mis hijos – jovenes luchadores discretos antitabaquismo – les ayudan con las compras hasta su casa, que además está en nuestro camino.

respeto

Un día, cuando nos invitaron, noté que no había ningún paquete de tabaco, no olía como en las casas de fumadores y había dos ceniceros llenos con bombones, frutas de todo tipo y chocolate.  Sin duda alguna, los dos eran – y son, desde hace un ano –  dos ex –  fumadores auténticos que dejaron en el pasado una costumbre peligrosa y con muy mal olor.

¡Todo mi respeto para estos dos ex – fu(madores), representantes dignos y símbolos vivos de todos los otros ex – fu de todo el mundo, que transmiten tantas esperanzas antitabaco y tanto optimismo que se puede quitar el tabaco y la nicotina para siempre de su alrededor!

Con su nuevo atributo de ex – fu(madores) que respetan la vida, la vida sana de ellos mismos y de todos los otros, que respetan el aire limpio y el trabajo de toda la vegetación de nuestro planeta, con el respeto que muestran hacia nosotros, ellos, los ex – fu(madores) merecen de verdad todo nuestro respeto.

 

A. Felicia Fernanda Delsol

 

19 thoughts on “RESPETO

  1. KING ZON

    Estimada Marta

    Yo, a los que fuman en mi alrededor suelo pedirlos directamente que se vayan. Con DIOS . 🙂

    Reply
    1. AD Post author

      Estaba con mis hijos en un banco, en el parque y al banco de nuestro lado se sentó alguien, clicando en el teléfono con el cigarrillo encendido. A mi tercer intento, después de levantarme y ponerme de pie encima de su teléfono, logré hacerle atento y le pedí que apagara el cigarrillo con un tono que no daba opciones.
      Su banco se puso libre antes que yo acabara.

      Reply
  2. Erna Kopper

    Thanks , I have lately been searching for info about this topic . What about the conclusion? Are you certain about the source?

    Reply
  3. Marita Delon

    Felicia Fernanda Delsol, felicidades para tanta atencion y paciencia con los dos del parque. Yo les habia planteado desde principio que no acepto fumadores en mi alrededor y alrededor de mis hijos, como hago con todos los fumadores.
    Escribe Ud an el post de arriba:
    “No me faltaban ni las palabras, ni los argumentos, pero siempre me parecía que no era el momento
    – y tampoco el contexto – para hablar sobre fumadores y ex – fu con la certitud de no provocar rechazo, oposición y no ofender a unas personas de buena calidad (en mi opinión) que parecían muy, muy distintas de otros aficionados al tabaquismo.”
    Me gustaria que diga Ud que hace Ud con mas frecuencia con los fumadores que le molestan. Gracias.

    Reply
  4. ludoteca en vigo

    ¡Muy didactico! Razonables criterios. Manten este criterio; es un articulo estupendo. Tengo que leer màs posts como este.

    Saludos

    Reply
  5. Arnold

    A no omitir EL RESPETO para las personas, no solo para lo que estas personas hacen y mejoran para ellas y para nosotros todos.

    Reply
  6. Juan

    Estimada Fernanda, dime , por favor, que edad tienen los dos “ex-fu” – me ENCANTA la resonancia japones – del parque. De todos modos, tanta receptividad en los otros – Ud y sus hijos – que pasan por el parque no parece ser algo de las nuevas generaciones…

    Reply
  7. ARNOLD

    EL RESPETO para las buenas decisions que corigen algo malo del pasado, es RESPETO PARA EL BUEN CAMBIO, no para el pasado…

    Reply
  8. Inesa Khana

    RESPETO para las buenas, no para las malas. Fumar es malo, en el presente y en el pasado, igual.

    Reply
    1. Feli Delsol

      Carlo, sinceramente no lo sé.
      No les pregunté nunca. Solo noté la realidad cambiándose y mejorando para todos. Podría solo suponer que los dos ex – fumadores notaron nuestro disgusto para el tabaco, pero desearon relacionarse conmigo y con mis hijos. En un cierto momento me comentaron sobre el fallecimiento reciente de un amigo de su familia que había sido causado por un cáncer de pulmones. Me dijeron que esa pérdida les había entristecido mucho. Podríamos suponer que fue ese el trigger, que fue la combinación de las dos cosas ya mencionadas o que fueron más elementos que les condujeron a mis dos nuevos amigos mayores a dejar fuera de sus vidas el uso de tabaco y de nicotina.

      Reply
  9. Felicia Fernanda

    Las leyes son muy tolerantes con los que fuman y no protejen a los no fumadores. Todo mi respecto cuando los adictos a la nicotina y al tabaco pasan de verdad, para siempre en el grupo que cesa de oprimir a los otros y de polucionar el aire que todos respiramos.

    Reply
  10. Marta Petons

    ¿Le parece bien que sus hijos practican la cortesía con los fumadores? ¿No es esto un modo de ensenar a los jóvenes la mentira y la hipocresía?

    Reply
    1. Felicia Fernanda

      La cortesía es la llave con la cual se pueden abrir todas las puertas. La cortesía nos ayuda a todos entendernos y vivir sin conflictos, a pesar de todas las diferencias entre nosotros. Practicar con todos, en todas situaciones la cortesía es una muy buena actitud, tanto para jovenes cuanto para adultos.

      Reply
  11. Marta Petons

    Estimada Felicia Fernanda
    ¿Por que considera Ud. que la posición del fumador es más fuerte que la del que no fuma?

    Reply
    1. Feli Delsol

      El agresor que siempre cuando fuma poluciona el aire de todos los que no fuman es el fumador. ¿Por qué hace esto el fumador? Porque él mismo, el fumador quiere, por su placer y satisfacción. Porque nadie y nada se lo prohíbe. Los no fumadores no tienen ni siquiera medios eficientes a mano para defenderse de tal agresión. Por ejemplo dos fumadores fumando en la parada de autobús llena de gente. Viene el bus. Los fumadores suben al lado de todos los otros que tienen que soportar, les guste o no les guste. Las leyes son ineficientes y demasiado permisivas. Así que TODO RESPETO para los fumadores que pasan y quedan para siempre en el grupo de los no fumadores, cesando a envenenarse a ellos mismos y a todos los demás.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.